Consejos para considerar antes de pedir un crédito

No podemos negar que en la época actual conseguir un préstamo es más fácil que nunca y, además, esta posibilidad está al alcance de casi cualquier persona. Si bien esto tiene muchas aristas positivas, dado que nos ayudan si tenemos algún gasto imprevisto o bien si necesitamos dinero rápidamente para lo que se nos ocurra, no debemos dejar de considerar que no todo lo que brilla es oro.

Abusar de este producto financiero, no pedir el apropiado para nuestro caso o endeudarse más de la cuenta son consecuencias nocivas que no sólo generarán que este dinero no se use apropiadamente -por ejemplo apostando en el casino– sino que además terminarán por generar que nuestra situación económica quede en un peor estado del que solía tener antes de entrar a la espiral de la compra a plazos y los créditos a destajo. Por ello toma nota de este artículo en caso que estés considerando seriamente una de estas alternativas de financiamiento.

  • Al igual que al momento de realizar cualquier inversión o compra importante, es de suma relevancia que cotices lo más que puedas. No te dejes llevar por lo que te parece una gran oferta o una baja tasa de interés sin antes haber ido al menos a tres o cuatro instituciones financieras de forma personal. Ten en cuenta también los consejos que puedan darte tus amigos o familiares y, asimismo, aprovecha plataforma de internet para comparar tanto como te sea posible.
  • En el momento de cotizar, lo primero que debes tener en mente es la capacidad de endeudamiento que poseemos. Por muy atractivo que parezca un crédito, lo primordial es que seamos capaces de pagar sus cuotas mes a mes, sin que ello signifique una merma considerable de nuestros ingresos. Estudia a conciencia si tienes la capacidad de costear la cuota mensual ofrecida antes de considerar otros aspectos.

Antes de pedir un crédito

  • Asimismo, considera tanto la tasa de interés como el tiempo que estarás pagando. No te endeudes en plazos excesivos ni mucho menos con altos intereses que pueden hacerte pagar muchísimo más de lo que te prestaron al inicio. Prefiere también tasas de interés fijas por sobre las variables. De este modo sabrás la cifra exacta que pagarás hasta la cuota final de tu préstamo y no te encontrarás con sorpresas en el camino.
  • Pon atención a los tipos de seguros que vienen junto al préstamo que tomes. Muchos de ellos ni siquiera te sirven y, si no lo notaste a tiempo tendrás que pagarlos de todos modos, acrecentando la cuota mensual que se te imponga. Por ejemplo, no tomes un seguro de cesantía si no posees un contrato indefinido, ya que si eres trabajador independiente o bien con contrato a plazo fijo o determinado no podrás hacer uso de él si quedas cesante. Privilegia los seguros de desgravamen, los que te protegen en caso que fallecimiento o enfermedad grave, soportando el monto que quede impago del préstamo
  • Finalmente, piensa bien si vale la pena que tomes ese préstamo. Considera junto a tu familia si los réditos que obtendrán con ese dinero son suficientes como para endeudarse por varios meses y, en ocasiones, por varios años. Considera también que tu situación económica puede modificarse a lo largo del tiempo que pagues y, si esto ocurre lamentarás más de lo que pensabas el haber tomado esta decisión en un comienzo.

Sponsored Links
Fernando LastarriaFernando Lastarria Es periodista con magister en Análisis Financiero, un diplomado en Comunicación Estratégica y gran experiencia en medios económicos. Es asesor en comunicaciones para diversos fondos de inversión y banca privada.

Artículos Relacionados

2 Comentarios en “Consejos para considerar antes de pedir un crédito

  1. ¿Donde puedo pedir un crédito si tengo antecedentes penales? Es para iniciar un negocio legal 100%.

Comments are closed.

Sponsored Links