Consejos para ahorrar en tus cuentas básicas Parte 3

La cuenta del gas suele ser una de las más elevadas en gran cantidad de países. Sea cual sea la forma en la que lo recibas en el hogar, su costo está también asociado a su gran importancia, especialmente a la hora de cocinar o bien para hacer funcionar tu caldera o calentador de agua. Pues bien, es por ello que en esta ocasión queremos alivianarte la pesada carga del pago de las cuentas básicas entregándote estos prácticos consejos que, si pones a prueba, verás cómo te ayudan a cuidar de mejor forma tu presupuesto, especialmente en las épocas del año que más de hace uso de este suministro.

  • Si al cocinar tapas las ollas que estés utilizando, ellas tardarán mucho menos en alcanzar la temperatura de cocción necesaria y, por lo tanto, bajará tu consumo de gas.
  • Si estás utilizando el horno, no lo abras innecesariamente o sólo lograrás que el calor se escape y retardarás el proceso de cocción de tus alimentos.
  • Cuando falten poco minutos para que tus alimentos estén listos, apaga la llama y deja que terminen su proceso de cocción usando el calor residual que quedó luego de mantener encendida la cocina.
  • Si te es posible, considera seriamente invertir en una olla a presión. Ellas cuecen los alimentos en menor tiempo y con el mismo sabor que en una cacerola común.

Ahorrar con una olla a presión

  • Reduce tu consumo de agua caliente lo más que puedas. Esto significa no dejar corriendo los grifos de forma innecesaria y, especialmente, tomar duchas cortas. Sólo necesitas cinco minutos para asearte y despertar durante las mañanas, pruébalo y verás la diferencia en tus cuentas a final de mes.
  • Asimismo, no utilices agua caliente para lavar tu ropa, a menos que sea totalmente necesario. Fíjate también que esto se cumpla, ya que muchas veces el grifo de agua caliente está conectado a la lavadora y se utiliza en algunas partes de su proceso sin que siquiera lo notes una vez que sacas las prendas de ella.
  • Otro punto trascendental para cuidar no sólo la cuenta del gas, sino todas las que debas pagar en tu casa, es que debes mantener funcionando correctamente todos los artefactos de tu hogar. Realiza mantenciones periódicas a tu cocina, lavadora, calentador de agua, cañerías y todo lo que consideres necesario. Quizás te parezca que gastas más de este modo, pero más vale prevenir un potencial desastre, cuya reparación -dada su urgencia y extrema necesidad- saldrá muchísimo más costoso que la mantención y el correcto uso de estos artefactos.
  • Para finalizar, si utilizas el gas -natural o licuado- para calefaccionar tu casa, te recomendamos que lo hagas lo menos posible ya que, utilices el combustible que utilices, este es el ítem donde más se gasta, especialmente si vives en un lugar donde los inviernos son muy fríos. Para evitar este gasto excesivo, sella bien puertas y ventanas para que no se escape el calor, además de encender radiadores o estufas sólo cuando sea muy necesario, en vez de mantenerlos funcionando todo el día.
Sponsored Links
Fernando LastarriaFernando Lastarria Es periodista con magister en Análisis Financiero, un diplomado en Comunicación Estratégica y gran experiencia en medios económicos. Es asesor en comunicaciones para diversos fondos de inversión y banca privada.

Artículos Relacionados

3 Comentarios en “Consejos para ahorrar en tus cuentas básicas Parte 3

Comments are closed.

Sponsored Links